Archivo de la etiqueta: tarjeta de crédito

4 tipos de tarjetas de crédito

Existe una gran variedad de tarjetas de crédito repartidas entre docenas de emisores de tarjetas de crédito. El primer paso para seleccionar tu primera tarjeta de crédito es elegir el tipo de tarjeta de crédito que deseas según tus necesidades.

También puedes pedir informes sobre todas las tarjetas disponibles que tiene tu bando, puedes compararla con otros banco y con eso eliges la que más se adapte a tus necesidades.

Los tipos de tarjetas de crédito que existen van desde tu tarjeta básica sin lujos (conocida como “simple-vanilla”) hasta tu tarjeta premium con muchas ventajas y beneficios.

 

Tarjetas de crédito para estudiantes es uno de los diferentes tipos

Las tarjetas de crédito para estudiantes pueden tener beneficios adicionales como recompensas o una tasa de interés baja en transferencias de saldo, pero estas no son las características más importantes para los estudiantes que buscan su primera tarjeta de crédito.

Los estudiantes generalmente tienen que estar inscritos en una universidad acreditada de cuatro años para solicitar tarjeta de crédito sin anualidad ser aprobados por un proceso largo. Este proceso no es muy difícil, pero lleva tiempo y es bueno iniciar con una vida financiera a edad temprana para poder generar historial en el buró de crédito.

Las tarjetas de crédito para estudiantes son aquellas diseñadas específicamente para estudiantes universitarios con el entendimiento de que estos adultos jóvenes a menudo tienen poco o ningún historial crediticio.

Un solicitante de tarjeta de crédito por primera vez generalmente tendría más facilidad para obtener la aprobación para una tarjeta de crédito de estudiante que otro tipo de tarjeta de crédito.

Transferencia de saldo Tarjetas de crédito

Si bien muchas tarjetas de crédito tienen la capacidad de transferir saldos, una tarjeta de crédito de transferencia de saldo es aquella que ofrece una tasa de introducción baja en transferencias de saldo durante un cierto período de tiempo.

Si desea ahorrar dinero con un saldo de alta tasa de interés en una tarjeta existente, una transferencia de saldo es una buena opción. Las tasas de interés de transferencia de saldo varían; algunas son tan bajas como el 0 por ciento, pero generalmente tienen requisitos, como una tarifa por cada transferencia.

Cuanto menor sea la tarifa promocional (y más largo sea el período promocional), más atractiva será la tarjeta. Sin embargo, a menudo necesitará un buen crédito para calificar.

Tarjetas de crédito estándar “Plain-Vanilla”

Las tarjetas de crédito estándar se conocen como tarjetas de crédito “simples” porque no ofrecen lujos ni recompensas. También son relativamente fáciles de entender. Puede elegir este tipo de tarjeta de crédito si desea una tarjeta que no sea complicada y no esté interesado en obtener recompensas.

La tarjeta de crédito estándar le permite tener un saldo renovable hasta cierto límite de crédito. El crédito se agota cuando realiza una compra y luego se pone a disposición más crédito una vez que ha realizado un pago.

Se aplica un cargo financiero a los saldos pendientes al final de cada mes. Las tarjetas de crédito tienen un pago mínimo que debe pagarse antes de una determinada fecha de vencimiento para evitar multas por demora.

Recompensas Tarjetas de Crédito

Tal como su nombre lo indica, las tarjetas de recompensas son aquellas que ofrecen recompensas en compras con tarjeta de crédito.

Hay tres tipos básicos de tarjetas de recompensas: reembolso, puntos y viajes. Algunas personas prefieren la flexibilidad de las recompensas en efectivo, mientras que a otras les gustan los puntos que pueden canjearse por efectivo u otra mercancía.

Relacionado: Los mejores trucos de finanzas personales.

 

Cómo preparar tu tarjeta de crédito

Si vas a empezar con tu tramite hipotecario seguro tendrás que solicitar tu tarjeta de crédito o revisar todo tu historial.

A medida que el mercado de la vivienda se calienta y más consumidores consideran comprar una casa, es importante considerar;

El papel que juega tu puntaje crediticio en su capacidad para obtener una hipoteca.

Los prestamistas hipotecarios convencionales normalmente querrán un puntaje alto de al menos 720.

O en algunos casos 740, pero aquellos con un puntaje superior a 580 aún pueden calificar para un préstamo.

Con eso en mente, aquí hay un vistazo a los pasos que debes seguir para preparar tu crédito antes de solicitar una hipoteca.

Solicita tu tarjeta de crédito

Primero que nada sino tienes tarjeta de crédito es necesario hacer el tramite para solicitar tarjeta de crédito para que tu proceso de solicitud hipotecaria sea más sencillo y te evites problemas futuros.

Revisa tu tarjeta de crédito

Varios meses antes de que planees obtener una hipoteca, verifica tu informe crediticio para ver si hay algún problema.

Si generalmente pagas tus facturas a tiempo, verifica tu crédito con dos o tres meses de anticipación en caso de que necesite corregir algún error.

Para aquellos que saben que tienen pagos atrasados ​​u otros elementos despectivos en su cuenta, los expertos sugieren comenzar con seis a nueve meses de anticipación para aclarar esos problemas.

Impugna cualquier inexactitud

Si tu informe de crédito contiene errores, por ejemplo, hay un artículo sin pagar que realmente pagaste o aparece una cuenta que no es tuya, querrás presentar una disputa con la agencia de informes.

En definitiva, es super importante que antes de que comiences con tu solicitud hipotecaria revises en que condiciones se encuentran tus finanzas.

Tener una tarjeta que rebase el saldo permitido para obtener un buen historial crediticio puede perjudicarte en tu proceso.