Ahorrar 10,000 pesos en un año

¿Buscas una forma creativa de ahorrar más dinero cada semana?

A mi familia le gusta participar en el reto de ahorro de 52 semanas para ahorrar más de 10,000 pesos al año. Lo importante es empezar a ahorrar tu dinero extra y maximizar tus ingresos.

Cómo ahorrar 10,000 pesos en un año

Ser capaz de ahorrar 10,000 pesos extra al año puede parecer difícil, pero poniendo en práctica estos consejos puedes conseguirlo fácilmente.

1. Establecer una meta de ahorro

Lo primero que hacemos para motivarnos a ahorrar dinero en nuestro frasco es hacer una meta para el dinero que ahorramos.

Algunos de nuestros objetivos de ahorro recientes son

  • Tomar unas pequeñas vacaciones
  • Comprar algo nuevo que todos queremos
  • Pagar una deuda

Nos parece importante escribir lo que planeamos hacer con el dinero cada año. Cada persona de nuestra familia tiene una lista diferente de objetivos para sus ahorros en el bote de cambio.

Poner por escrito nuestros objetivos puede motivarnos para mantener nuestra meta y seguir ahorrando. Si sólo te pones una meta mental y no la escribes, puedes ser más propenso a olvidar tu propósito de ahorro.

2. Llevar un control de los ahorros mensuales

Hacer un seguimiento de tus ahorros semanales y mensuales es esencial para saber cuánto dinero ahorras. ¿Cómo puede saber si tus objetivos de ahorro van por buen camino?

Estas son algunas de las formas de seguir el progreso de tus ahorros:

  • Anotar los totales de ahorro semanales en un papel
  • Crea objetivos de ahorro en tu banco online o en tu aplicación de presupuestos
  • Destina una parte del crédito en tu tarjeta de crédito para ahorrarlo, será dinero que tendrás que cubrir pero te será más sencillo si lo destinas desde antes y lo ves como una manera de ahorro.
  • Haz transferencias bancarias electrónicas a un “fondo de reserva”.

En nuestra familia nos gusta ahorrar dinero utilizando un tarro Mason para guardar el cambio que nos sobra. Ver realmente cómo se acumula el dinero en el tarro puede motivar a toda la familia a añadir más.

Elige el método de seguimiento que mejor se adapte a tu hogar y a tus hábitos de ahorro. El método no tiene por qué ser complejo.

Si no usas dinero en efectivo, hacer una transferencia semanal de efectivo entre tus cuentas bancarias puede ser la forma más fácil de seguir el progreso de tus ahorros.

3. Guarda el cambio que te sobra

Vivir con poco dinero es una forma de alcanzar tus objetivos de ahorro. Pero también puede ahorrar dinero cada vez que lo gastes.

Redondeo de gastos

Varios bancos online y aplicaciones de dinero ofrecen “redondeos de gastos”. Esta herramienta de ahorro redondea tus compras con tarjeta de crédito al peso más cercano y guarda el cambio sobrante.

Hay bancos que puedes transferir automáticamente tus redondeos de gastos a una cuenta de ahorro con intereses. Otras aplicaciones pueden invertir tus redondeos en su lugar.

Dado que cada vez más personas y comercios prefieren los pagos con tarjeta al dinero en efectivo, los redondeos de ahorro pueden facilitar la consecución de tus objetivos de ahorro.

Redondear automáticamente de gastos también te permiten maximizar las compras online.

Paga en efectivo cuando sea posible

Si pagas las compras con dinero en efectivo, podrías utilizar nuestra estrategia de gastos y guardar el cambio que te sobra durante un año.

Teniendo en cuenta nuestro objetivo de ahorro, nos encontramos con billetes más grandes, como los de diez y veinte. A continuación, metemos los billetes de veinte pesos en el tarro más las monedas.

Ese cambio sobrante puede sumar fácilmente unos cuantos cientos de pesos al año.

5. Motivarte para ahorrar dinero

Es posible que necesites ayuda para motivarte a ahorrar dinero cada día. Una sugerencia es empezar a soñar a lo grande mientras ahorras pequeñas cantidades.

Algunas sugerencias de motivación son:

  • Imaginar unas vacaciones en las Bahamas
  • Pagar una tarjeta de crédito
  • Construir un fondo de emergencia de proporciones épicas

Si está haciendo el Reto del tarro de masón, coloca ese tarro en un lugar visible y comienza a ahorrar. El recordatorio visual puede ayudarte a seguir ahorrando.